dRMM diseña el Maggie’s Oldham, el primer edificio del mundo construido con madera contralaminada de Tulipwood

Browse By

En el Reino Unido se ha inaugurado Maggie’s Oldham, el primer edificio del mundo construido con madera contralaminada (CLT-Cross Laminated Timber) de frondosas. Este edificio, diseñado por dRMM con el apoyo de la American Hardwood Export Council (AHEC), marca un hito decisivo en la arquitectura y construcción actuales. 
 

El exterior del edificio con revestimiento de tulipwood estadounidense modificado térmicamente. Fotografía: Alex de Rijke

Maggie’s es una organización benéfica que proporciona apoyo práctico y emocional a personas que viven con cáncer. Los centros de Maggie’s, situados junto a hospitales oncológicos del Servicio Nacional de Salud (NHS) británico, son lugares cálidos y acogedores en los que profesionales cualificados ofrecen un programa de apoyo que ha demostrado mejorar el bienestar físico y emocional de los enfermos. 
 
dRMM eligió el tulipwood estadounidense para el diseño de Maggie’s Oldham debido al efecto positivo que ejerce la madera sobre las personas y a la belleza, resistencia y calidez que son características inherentes de la madera de esta especie. Se sabe que la madera reduce significativamente la presión arterial, el ritmo cardíaco y los tiempos de recuperación. Según el informe Wood Housing Humanity Report 2015, proporciona más beneficios en términos de bienestar que ningún otro material de construcción. 
 
Este innovador proyecto de arquitectura está construido con más de 20 paneles de madera contralaminada de cinco capas de tulipwood estadounidense, de unas longitudes que oscilan entre 0,5 y 12 metros. 
 

El exterior del edificio con revestimiento de tulipwood estadounidense modificado térmicamente. Fotografía: Alex de Rijke

El Centro está ubicado en los terrenos del Royal Oldham Hospital. Fotografía: Alex de Rijke

El exterior del edificio con revestimiento de tulipwood estadounidense modificado térmicamente. Fotografía: Alex de Rijke

La madera contralaminada de tulipwood estadounidense fue utilizada por primera vez en 2013 por dRMM, AHEC y Arup debido a su resistencia y ligereza incomparables, tiempo de fabricación y sostenibilidad. El tablero contralaminado de tulipwood estadounidense es aproximadamente un 70% más resistente a flexión que el tablero contralaminado de coníferas. Los paneles CLT estructurales utilizados para la construcción del Maggie’s Oldham fueron fabricados por Züblin Timber, una empresa especializada en CLT. 
 
El primer experimento a nivel público con este material de construcción fue The Endless Stair (La Escalera Sin Fin), una instalación creada para el Festival de Diseño de Londres 2013. Los cálculos de ingeniería de Arup demostraron que la estructura podría haber soportado el peso de 100 personas situadas sobre ella a la vez. 
 
La madera contralaminada de tulipwood se obtiene de una de las especies más sostenibles debido a la rapidez con la que el tulipwood se renueva en los bosques estadounidenses simplemente mediante regeneración natural. 
 
ELEMENTOS DEL DISEÑO 
 
Iniciados hace 30 años, los experimentos del Profesor Alex de Rijke, confundador de dRMM, con productos derivados de la madera, han permitido obtener grandes avances tanto en el ámbito teórico como en el práctico. Los proyectos de construcción y mobiliario del estudio han puesto de relieve las propiedades estructurales, medioambientales y estéticas de los productos derivados de la madera, desde distintos tipos de tableros contrachapados y productos derivados de la madera de coníferas hasta la invención finalmente de la madera contralaminada de frondosas. 
 
Cuando comenzamos a trabajar en el proyecto de Maggie’s Oldham, sabíamos desde el primer momento que era el material adecuado no solo desde el punto de vista estructural y visual, sino también conceptual. No teníamos ninguna duda de que un edificio elevado, de planta abierta y construido totalmente con madera y cristal – rodeado de árboles con algunos de ellos creciendo en su interior y con todos los detalles abordados desde la perspectiva del uso, la salud y el disfrute – iba a ser algo muy especial”, comenta Alex de Rijke
 

Espacio de la cocina principal con la mesa de madera contralaminada de tulipwood estadounidense diseñada por Barnby Day. Fotografía: Jasmine Sohi

El espacio de la cocina principal tiene un techo de listones de tulipwood estadounidense. Fotografía: Alex de Rijke

El “agujero del centro” rodea un árbol que crece a través del centro del edificio. Fotografía: Alex de Rijke

El edificio, situado sobre un jardín en pendiente, ofrece vistas panorámicas de los Peninos. Fotografía: Jasmin Sohi

Maggie’s Oldham se basa en un visible diseño holístico que refuerza los objetivos fundamentales del proyecto – ofrecer esperanza y levantar el ánimo de las personas que viven con cáncer. Las aplicaciones de la madera sostenible de frondosas, en particular de la madera contralaminada de tulipwood de rápido crecimiento, son infinitas. Sus propiedades medioambientales, estructurales y visuales han quedado claramente demostradas en el proyecto del Centro Maggie’s de dRMM; un manifiesto a favor de la madera como la elección natural para la arquitectura contemporánea del bienestar físico y psicológico”. 
 
La mesa principal de cocina, a cuyo alrededor suelen congregarse los visitantes del Centro, es un diseño de Barnby Day que fue encargado por Alex de Rijke y AHEC para el proyecto The Wish List y que se expuso en el Festival de Diseño de Londres 2014. Fue fabricada por Benchmark Furniture utilizando madera contralaminada de tulipwood reciclada. 
 
Para AHEC, Maggie’s Oldham representa uno de los avances más importantes de la última década en cuanto a investigación y desarrollo en la innovación de la madera estructural, que podría permitir ampliar el uso de la CLT en la industria de la construcción. La creación de este producto transformará la manera en la que los arquitectos e ingenieros abordan la construcción con madera. 
 
Esta estructura demuestra que las maderas de frondosas tienen un papel que desempeñar en la revolución de la construcción con madera”, afirma David Venables, Director Europeo de AHEC. “Si bien todos nuestros proyectos anteriores – Timber Wave, Out of the Woods, Endless Stair y The Wish List – han sido importantes, este Centro demuestra que es posible construir un edificio con madera contralaminada de tulipwood y que, además, puede hacerse con un presupuesto ajustado y en un tiempo récord. dRMM también cree en el potencial de la madera contralaminada de tulipwood para convertirse en un nuevo elemento revolucionario de la construcción con madera”. 
 

Los panales de madera contralaminada son curvos para seguir el contorno del cristal. Fotografía: Alex de Rijke

El edificio tiene un pavimento de fresno estadounidense termotratado. Fotografía: Alex de Rijke

El edificio elevado se sitúa sobre pilares de acero de 4 metros de altura sobre un jardín en pendiente. Fotografía: Jasmine Sohi

El “agujero del centro” rodea un árbol que crece a través del centro del edificio. Fotografía: Tony Barwell

LA MADERA CONTRALAMINADA DE TULIPWOOD Y LA SOSTENIBILIDAD 
 
El tulipwood es la cuarta especie más abundante en los bosques de frondosas estadounidenses, en los que representa el 7% del crecimiento total, solo por detrás del roble rojo estadounidense (18%), el roble blanco estadounidense (15%) y el arce blando estadounidense (11%). Crece en los 33 estados en los que se encuentran los bosques de frondosas estadounidenses (normalmente en la parte oriental del país), siendo más abundante en Carolina del Norte, Virginia y Virginia Occidental. 
 
El tulipwood es sin embargo una madera infrautilizada. El volumen de crecimiento es mayor que el volumen talado en todos los estados pero además, en todos ellos, el volumen de tala no llega a la mitad del volumen de crecimiento. Esto se debe en parte a que el tulipwood es una especie de crecimiento rápido que además se regenera fácilmente, no solo a partir de la germinación natural de semillas, sino también mediante los nuevos brotes que surgen de los tocones de los árboles talados. 
 
También ofrece la ventaja, especialmente útil en las aplicaciones estructurales, de que tiene una relación de resistencia/peso muy elevada – es decir, es mucho más fuerte de lo que cabría esperar considerando su peso. La madera contralaminada de tulipwood estadounidense es aproximadamente tres veces más fuerte y rígida al esfuerzo cortante de rodadura que su equivalente en madera de coníferas. 
 
Como toda madera, la de tulipwood es un almacén de carbono. Los cálculos demuestran que, en el momento en que el tulipwood llegó a la planta de Alemania en la que se fabricó la madera contralaminada, después de la tala, el aserrado, el secado y el transporte, seguía almacenando mucho más CO2 del que se había generado durante su proceso de transformación y transporte. 
 

El espacio de la cocina principal tiene un techo de listones de tulipwood estadounidense. Fotografía: Alex de Rijke

El edificio tiene un pavimento de fresno estadounidense termotratado. Fotografía: Jon Cardwell

El Centro está ubicado en los terrenos del Royal Oldham Hospital. Fotografía: Alex de Rijke

El “agujero del centro” rodea un árbol que crece a través del centro del edificio. Fotografía: Alex de Rijke

Fuente: AHEC 
Leer más noticias relacionadas con AHEC publicadas en Infurma 
Para más información sobre las especies de frondosas estadounidenses y para ver otros ejemplos de utilizaciones, visite www.americanhardwood.org
Share this: