Browse By

Belleza en blanco y nogal en el nuevo Centro de Formación Médica de la Universidad Erasmus en Rotterdam

Las paredes, suelos y muebles de nogal estadounidense con certificación FSC aportan elegancia y calidad al nuevo y luminoso Centro Académico situado en el corazón del Centro de Formación Médica de la Universidad Erasmus en Rotterdam. Diseño concebido por el estudio de arquitectura Claus de Kaan en Rotterdam. Sobre el suelo de nogal estadounidense, a lo largo de la pared de cristal, las butacas Chesterfield tapizadas en cuero invitan a tomar asiento y disfrutar de la vista del Parque del Museo. También se puede tomar algo en la cercana cafetería de forma ovalada que está igualmente revestida con paneles de nogal. Justo detrás de esta lujosa área de descanso se abre un magnífico vestíbulo, inundado por la luz del día, en el que destaca el mobiliario de nogal. Uno tiene la sensación de estar en el vestíbulo de un exclusivo hotel de cinco estrellas aunque en realidad se trata del nuevo Centro Académico del Centro Médico de la Universidad Erasmus. El diseño, concebido por el estudio de arquitectura Claus de Kaan en Rotterdam, está bañado por la luz natural y caracterizado por un extraordinario atractivo estético que anima a los alumnos a tratar el edificio con respeto y a enorgullecerse de su universidad. Plan maestro El Centro Médico Erasmus es un complejo de grandes dimensiones que pasó a denominarse así en 2002 y que contiene un gran número de elementos diferentes. Su característica más llamativa es la torre de la Facultad de Medicina que, diseñada en los años 1965-68 por el despacho de Delft de OD 205, se levanta junto al Hospital Dijkzigt (construido entre 1952-61). Posteriormente se construyó el Hospital Infantil Sophia y se rehabilitó el antiguo Hospital Dijkzigt. En 2002, el Consejo Ejecutivo decidió efectuar una rehabilitación completa, con una atención especial a las instalaciones académicas. Claus en Kaan Architecten ganó el concurso de arquitectura que se celebró en 2003 para preparar un plan maestro. También se le adjudicó el contrato de arquitectura y se encargó del diseño de interiores y de la gestión del proyecto. La arquitectura original Dikkie Scipio de Claus en Kaan explicó la manera en que ella y sus colegas Kees Kaan y Vincent Panhuysen abordaron el proyecto. “Igual que sucede actualmente con la mayoría de los arquitectos, nosotros realizamos una gran parte de nuestro trabajo en edificios existentes y hemos ajustado nuestros métodos de trabajo en consecuencia. No hay que precipitarse en la actuación, ya que es importante comprender en primer lugar la esencia del edificio antiguo, lo que proporciona indicaciones sobre la manera de proceder”. Cuando Claus en Kaan Architecten comenzó la planificación del proyecto en 2003, el área en la que se levanta actualmente el Centro Académico era una gran plaza triangular; un espacio exterior situado encima de un aparcamiento, adornado con un estanque, bancos y macizos de flores y constituía el núcleo de la Facultad de Medicina ya que servía de punto de acceso a las instalaciones de las diferentes especialidades médicas siendo, cada una de ellas, un bastión autónomo con sus propias aulas, salas de alumnos y biblioteca. “En términos de organización, la antigua distribución no resultaba práctica en absoluto; Claus en Kaan Architecten ganó el concurso eliminando esta fragmentación. Nuestro enfoque consistió en que un alumno es un alumno, independientemente de la especialidad médica que curse, así que propusimos la construcción de salas de seminarios, áreas de estudio y bibliotecas de uso totalmente común. Pero el aspecto crucial del diseño consistió en nuestro deseo de respetar la arquitectura original de OD 205. Ésta es la razón por la que decidimos mantener la plaza. Sigue siendo un espacio de grandes dimensiones, pero ahora está cubierta por un techo de cristal. De esta manera los alumnos siguen disponiendo de un espacio abierto que les sirve de punto de reunión”, comentó también Scipio. Como resultado de la inteligente solución de Claus en Kaan, el vestíbulo central (con unas dimensiones máximas de 100 x 40 metros) sigue estando rodeado por el edificio original, consistente en tres niveles de aulas, áreas de estudio y salas de conferencias. Este edificio se redujo a su esqueleto de hormigón para reorganizarlo y reconstruirlo. En el segundo nivel, una galería abierta elevada rodea el perímetro completo del vestíbulo, ofreciendo una magnífica pasarela para acceder a un gran número de aulas y permitiendo la entrada de la luz natural a la planta baja a través de sus particiones de cristal. Algunos elementos del edificio antiguo aún son claramente reconocibles. Dos voluminosas escaleras de caracol, por ejemplo, que antiguamente se encontraban en la plaza cubiertas con una envoltura de vidrio esmerilado, pueden verse ahora en el extremo del vestíbulo, expuestas en lugar de envueltas. “El nogal tiene una cualidad atemporal…” El nogal estadounidense proporciona una intensa calidez que contrasta con el vidrio y con el hormigón blanco. “El nogal tiene una cualidad atemporal que en nuestra opinión comparte en cierta medida con el ámbito de la medicina”, explica Dikkie Scipio. “Lo consideramos el tercer tono de una paleta de tres colores, además del blanco y el transparente propio del vidrio”. Wim van der Plas, Director de Van der Plas Meubel en Project, una empresa de carpintería a medida ubicada en Hertogenbosch, fue el responsable de la madera utilizada. Su empresa instaló todas las paredes de madera, la mayoría de ellas situadas alrededor del vestíbulo central, donde forman las paredes exteriores de todas las salas de estudio y seminarios de las dos plantas. Su instalación requirió un trabajo extremadamente delicado debido a que todas las tablas tenían que estar perfectamente alineadas con las tablas del suelo. “Solo había una manera de hacerlo, coordinarnos con el proveedor de suelos Finesse Parket para adquirir un único lote de madera. La madera es como el buen vino, cada cosecha es ligeramente diferente. Puesto que todo el material procede de un solo lote, la madera del suelo y de las paredes es exactamente la misma”, explica Van der Plas. Un complejo proceso de instalación Tanto las paredes como los suelos se revistieron con listones de 1.200 mm de longitud, 100 mm de anchura y 12 mm de grosor con una capa superior de chapa de nogal estadounidense (de 5 mm de grosor) acabado al aceite y con una capa inferior formada por tablero tríplex. Se decidió utilizar uniones machihembradas en las que las tablas del suelo se clavan de forma invisible a los rastreles de fijación situados debajo. Un aspecto sorprendente de la instalación del proyecto radica en el hecho de que los arquitectos querían que los listones de nogal de las paredes se alinearan con los listones del suelo. “Conseguimos unir las paredes al suelo tabla por tabla de tal manera que el suelo parece integrarse en las paredes siguiendo un patrón ascendente fluido”, comenta Van der Plas con orgullo. Para conseguir este efecto, sin embargo, hubo que superar un gran número de complicaciones, especialmente en el caso de los parapetos que rodean las claraboyas que se practicaron en la galería de la primera planta con el fin de permitir la entrada de la luz natural a la planta baja. Estos parapetos tienen un grosor de 15 cm y tenían que coincidir exactamente con las tablas de la pared, lo que requirió un gran número de cálculos. También surgieron dificultades similares con las unidades que se instalaron en las paredes de madera con el fin de poder acceder a los cables, conductos y cajas ocultos. En estas unidades se colocaron bisagras internas y marcos muy estrechos con el fin de alterar en la menor medida posible la secuencia de los listones de madera del suelo. Además, los arquitectos insistieron en que hubiera espacios estrechos de 5 mm para dividir la pared en paneles con el fin de potenciar la sensación de escala. “Detallamos cada una de las paredes de madera (1.500 m2) hasta el último milímetro”, comenta Van der Plas, “pero al contemplar el extraordinario resultado no hay duda de que mereció la pena”. Piezas únicas El mobiliario a medida fue diseñado por Claus en Kaan y su fabricación corrió a cargo de 13 Speciaal. Se utilizó nogal estadounidense para fabricar grandes mesas de lectura rectangulares que se conectan entre sí sin uniones visibles y que pueden formar diferentes disposiciones. También es de madera maciza una magnífica mesa desplegable en la que los alumnos firman su certificado de graduación, para lo que cuenta incluso con una bandeja empotrada para la pluma y un sólido taburete a juego. En el resto del mobiliario se utilizó chapa de nogal estadounidense. Las piezas más destacadas son tres atriles diseñados especialmente para las salas de conferencias renovadas y un par de esbeltas mesas de perfiles aerodinámicos. Islas de estudio Se instalaron islas de estudio formando tres filas en el vestíbulo central. Cada una de ellas tiene el tamaño de una sala pequeña y su trazado es diferente. El nivel del suelo y la altura de las paredes varían con el fin de crear diversos grados de privacidad. La isla con el suelo más bajo y la pared más alta es la que proporciona el lugar de trabajo más tranquilo. En otras, el suelo elevado y las paredes bajas permiten el contacto con las personas que están alrededor. Se crearon dos islas sin paredes con una función específica: una de ellas es simplemente un estrado, mientras que la otra es el mostrador de la biblioteca. Las paredes divisorias de todas las islas de estudio están revestidas en chapa de nogal. Unas instalaciones estudiantiles de extraordinaria calidad Una de las características principales del Centro Académico es la monumental librería de la Biblioteca de Medicina ubicada al final del vestíbulo y flanqueada por dos escaleras de caracol de un blanco inmaculado. Con sus 35 metros de longitud y 11 de altura, tiene capacidad para albergar 2 km de libros. Se extiende a lo largo de la pared en la parte más ancha del vestíbulo y presenta aperturas practicadas a intervalos regulares con el fin de permitir el paso de la luz natural. Mediante el conjunto que forman esta librería, las islas de estudio y el mobiliario y las paredes de madera se crea un agradable ambiente en el vestíbulo en el que los alumnos pueden dedicarse al estudio en solitario o socializar con sus compañeros. El resultado conseguido por Claus en Kaan Architecten tanto en el plan maestro como con los detalles interiores más delicados refleja su profunda comprensión de la interacción de las personas con el espacio. Hilde de Haan, la autora, es crítico de arquitectura y ha escrito este artículo para Het Houtblad, una revista holandesa. Este artículo se publicó originalmente en marzo de 2013 DATOS DEL PROYECTO Ubicación: Dr. Molewaterplein 50, Rotterdam Cliente: Centro de Medicina de la Universidad Erasmus, Rotterdam (erasmusmc. nl) Diseño: Claus en Kaan Architecten Rotterdam (clausenkaan.nl); Kees Kaan, Vincent Panhuysen, Dikkie Scipio Asesor de diseño: Aronsohn Raadgevende Ingenieurs Rotterdam (aronsohn.nl) Contratista principal: J.P. van Eesteren Barendrecht (jpvaneesteren.nl) Paredes y puertas de carpintería a medida: Van der Plas Meubel en Project ‘s - Hertogenbosch (www.vanderplas.biz); Mobiliario de madera maciza: 13Speciaal, Rotterdam Suelo de parquet: Finesse Parket Rosmalen (finesseparketvloeren.nl) Carpintería a medida (islas de estudio): Retera Veldhoven (retera.nl) Cafetería: Roverdi, Berkel en Rodenrijs (roverdi.nl) Superficie total construida: 34.000 m2 Período de construcción: Noviembre de 2010 – Agosto de 2012 Coste de las obras: 52 millones de Euros, excl. IVA Material fotográfico: Bart Gosselin Fuente: American Hardwood Export Council Leer más noticias relacionadas con AHEC publicadas en Infurma Para más información sobre las especies de frondosas estadounidenses y para ver otros ejemplos de utilizaciones, visite www.americanhardwood.org
Share this: