Browse By

Sandra Tarruella renueva el Restaurante Panino Giusto de Milán reinterpretando el mejor diseño italiano de los 50, 60 y 70

Un espacio renovado para sentir la historia de Panino Giusto, un emblemático negocio de Milán. El proyecto de interiorismo del estudio de Sandra Tarruella mira al futuro reinterpretando el mejor diseño italiano, especialmente el de los años 50, 60 y 70... Sandra Tarruella Interioristas nos explican, La esencia del proyecto La idea que ha guiado de inicio a fin el proyecto de interiorismo de este restaurante ha sido crear un ambiente donde el cliente, al entrar, pudiera respirar la historia de Panino Giusto, su esencia. Para reflejar la historicidad milanesa de panino giusto, y pensando en un concepto que pudiera ser entendido y captado también desde el exterior, nos hemos inspirado y hemos jugado con los elementos de la arquitectura y el diseño italomilanés de los años 50, 60 y 70 (Albini, Gio Ponti, Castiglioni, Caccia Dominioni, Vico Magistret), a los que hemos unido por el uso del color histórico de Panino Giusto, es decir, el verde, el rojo y el beige-crema. En lo respectivo a la esencia, creemos que la clave de Panino es la calidad excelente de sus productos, de la la materia prima, por este motivo proponemos un diseño hecho de materiales naturales y nobles como la madera de roble, de nogal, el mármol, el hierro y el latón; todo ello unido a la importancia que hemos querido otorgarle a la exposición y manipulación del producto, colocándolo en primer plano en la librería de la entrada y convirtiéndolo en el protagonista. Las intervenciones más significativas Las intervenciones más significativas han sido: -Abrir las ventanas que dan al exterior con el sistema de gillotina, para crear visibilidad y transparencia con el exterior. -Poner en primer plano el producto de panino giusto, en la librería de la entrada. -Ofrecer diversas maneras de sentarse a un público que es variado (en taburetes mirando hacia fuera si estás solo y quieres distraerte o leer el periódico bebiendo un café; en las mesas comunitarias se sientan en grupo; si tienes poco tiempo, en el banco con cojines o si quieres sentarte más cómodo a charlar con un amigo...). -Convertir en atractiva la exposición y la manipulación del producto. -Iluminar puntualmente y con diferentes lámparas las partes de mayor interés y convertir en acogedora el semisótano, utilizando madera de nogal natural que va de la pared al techo, formando una semivuelta. Hablar de estilo es siempre bastante difícil, el estudio de Sandra Tarruella Interioristas no se reconoce en un estilo, trata de dar vida a su modo a las exigencias del cliente, se reconoce en la simplicidad de las líneas y en la fuerza de los materiales usados. Tanto Cecilia Moret como Sandra Tarruella, responsables del proyecto, han tomado este proyecto como un reto, interpretando la necesidad de los clientes -Elena Riva y Antonio Civita-, mirando al futuro pero respetando e interpretando el pasado; un pasado importante en el diseño italiano y cercano al nacimiento de panino giusto, los años 50-60-70. Referentes italianos Como ya hemos explicado anteriormente, hemos jugado con los colores de panino: el rojo, el verde y el beige-crema, que claramente está también presente en la arquitectura de Milán de los años 50, 60 y 70. Por ejemplo, el verde de la fachada del edificio de Caccia Dominioni en Via Ippolito Nievo 28; el rojo en las ventanas del barrio de Rossi y Aymonino; el verde, el beige y el rojo en los edificios de Piazzale Aquileia de Vico Magistret. Los taburetes Mezzadro que hemos utilizado son un diseño del 1957, de Achile Castiglioni, las lámparas en la pared sobre los bancos en latón y lacadas en verde son una reinterpretación de una lámpara de Gió Ponti; la librería de la entrada está inspirada en la librería infinito de Franco Albini. Milanés e internacional En el proyecto se ha utilizado el diseño italomilanés porque es una referencia internacional del buen diseño, de las cosas bien hechas, de marca conocida y reconocida, de buenos materiales; és un diseño que no pasa de moda, más bien al contrario, se convierte en un clásico moderno. Un diseño que enlaza directamente con los valores de Panino Giusto, con su capacidad de hacer las cosas bien, por su decisión de centrarse en la calidad. En cuatro adjetivos, Panino Giusto es acogedor, actual, versátil y tranparente. FICHA TÉCNICA AUTORES: Sandra Tarruella Interioristas Responsable de Proyecto: Cecilia Moret Colaboradores: Ricard Trenchs, Carla Manresa, Anna Torndelacreu, Núria Calderón, Anna Badia CLIENTE: Panino Giusto. www.paninogiusto.it LOCALIZACION: Corso Porta Ticinese 1, Ang. Largo Carrobbio, Milan, Italia. FECHA INICIO: Agosto 2012 FECHA TERMINACIÓN: Octubre 2012 PLAZO DE EJECUCIÓN: 3 meses SUPERFÍCIE DE ACTUACIÓN: 215 m² PROMOTOR: Panino Giusto ARQUITECTO: Giuseppe Leida EMPRESA CONSTRUCTORA: Sig.Ma s.r.l. MUEBLES Y LÁMPARAS: Zeitraum, Zanotta, muebles y lamparas de diseño de Sandra Tarruella Interioristas realizados a medida. FOTÓGRAFO: Alberto Rossi Fuente: Sandra Tarruella Interioristas Visitar la web de Sandra Tarruella Interioristas Leer más noticias relacionadas con Sandra Tarruella publicadas en Infurma
Share this: