·

Browse By

Yasmine Mahmoudieh diseña el Augeo Art Space de Rimini, un espacio único que aúna arte y bienestar

Desarrollado a partir de una idea de la arquitecta y diseñadora Yasmine Mahmoudieh y de la conversión de las históricas estancias del Palazzo Spina, situado en el corazón de Rimini, nace Augeo Art Space, un concepto único que une de forma ambiciosa y creativa la sofisticación del arte contemporáneo con el mundo del bienestar para dar la bienvenida a visitantes de todo el mundo para eventos exclusivos. El término de origen latino augeo significa aumentar y crecer, o también fortalecer y llenar de bienes. En este sentido, este espacio único en el mundo está dedicado al enriquecimiento personal, al crecimiento interior y a la meditación. El proyecto Augeo, encargado por Sergio Antolini y su director creativo, Matteo Sormani, se reproducirá en otras importantes ciudades de todo el mundo. El primer centro, dividido en dos áreas, galería de arte y zona de spa, cubre la planta baja y el sótano del antiguo Palazzo Brancaleoni, actualmente conocido como Palazzo Spina. Mahmoudieh, diseñadora del proyecto, explica que la razón de esta elección se basa en que "el espacio de la galería de arte está dedicado a la imaginación y a la creatividad y por lo tanto parece onírico y abstracto. El espacio para el spa, por otro lado, es real, físico, diseñado para el cuerpo y para que la mente se pueda permitir vagar libremente para relajarse después de la concentración y la tensión provocada por la inspiración de la primera planta". Desde el momento en que se cruza el umbral, Augeo es capaz de transportarte a otro mundo. HI-MACS® para el arte y la inspiración La continuidad, la plasticidad y la luz hacen que el arco de entrada a la galería de arte se abra a un mundo sutil, creativo y abstracto. Para recibir a los visitantes y ayudarles a sentirse inmediatamente como en casa en esta atmósfera inspiradora, la diseñadora ha creado una obra hecha completamente en HI-MACS® Alpine White que evoca un estado de dinamismo y fluidez. La escultura funcional comienza en el lado derecho de la entrada para ocultar las viejas imperfecciones en la estructura original. A continuación, se transforma en un espacio donde los visitantes pueden sentarse que se desliza a lo largo del perímetro de las habitaciones y luego se sumerge una vez más para finalmente transformarse en un área de recepción y un bar. Se trata de un viaje que acompaña a los invitados, pero que, ante todo, les prepara para relacionarse con las obras de arte internacionales expuestas. Esta pieza en HI-MACS® Alpine White ha sido fabricada por la compañía italiana DForm, que ha moldeado el material hábilmente y de una manera muy precisa para dar a la escultura su aspecto sinuoso, un rasgo distintivo de la diseñadora del proyecto, quien ya ha explorado las líneas curvas en muchas de sus instalaciones. La capacidad termoformable de HI-MACS® ha sido fundamental para el éxito del proyecto, ya que el material puede tomar cualquier forma y permite a los diseñadores dar rienda suelta a sus ideas más ambiciosas. Además, gracias a que HI-MACS® es un material sin juntas aparentes, permite crear la ilusión de una estructura que parece ser un solo bloque continuo y uniforme, que da como resultado un sorprendente efecto monolítico. “HI-MACS® es uno de mis materiales favoritos debido a su flexibilidad y a su alta calidad”, remarca Mahmoudieh, que concibió la escultura para completar el espacio para que en ningún momento quitara portagonismo al arte que lo rodea. Las superficies blancas, como la parte trasera del mostrador, se utilizan como pantallas para proyectos de arte digital. El primero, creado por Zuth, es una interpretación personal y artística de la idea de la contemplación, el deseo, la meditación y la libertad que se encuentra detrás de Augeo. El suelo está deliberadamente manchado por las sombras en el cemento que recuerdan los colores de un típico patio italiano. Encontramos unos diminutos puntos de luz, expresamente colocados para señalar las obras expuestas, que destellan estratégicamente las paredes blancas para que las estancias parezcan más ámplias y ligeras. Mahmoudieh ha estudiado meticulosamente la iluminación para este proyecto y ha optado por una luz principalmente indirecta, que no canse los ojos de los visitantes y que los acompañe discretamente a través de las diferentes salas. El alumbrado fluorescente en la parte inferior de las paredes ilumina la estructura haciendo que éstas floten, creando un efecto escénico fascinante. Detrás del área de la recepción, una escalera lleva a las estancias situadas en el piso inferior, fromados por el área de masaje y de tratamiento, el área de gimnasio y el magnífico spa. El Spa También accesible por una entrada independiente, el spa se encuentra en el piso inferior. Para destacar todavía más el contraste entre el balneario y la galería de arte, Mahmoudieh ha utilizado para este espacio una iluminación que crea un juego de sombras que envuelven a los visitantes y los invita a la meditación y a la relajación del cuerpo y la mente. Grandes losas de piedra negra, acabados urbanos contemporáneos y preciosos mosaicos sustituyen al blanco puro y completamente liso de la planta superior para darle un estilo lujoso y contemporáneo al área de masaje, a la ducha, a la sauna y a la zona de baño turco. La iluminación es suave e indirecta, creando evocadores y ligeros efectos en las superficies que ayudan a los clientes a relajarse sin cansar su vista. Los cortes limpios y angulares de las paredes y los tabiques rompen con las formas curvas de la planta superior y definen los espacios de la zona de spa, separando los vestuarios casi en un rico y dinámico laberinto armoniosamente integrado con la estructura irregular e histórica del edificio. Dornbracht, una compañía que fabrica grifería y accesorios de baño de alta gama, ha creado una instalación espectacular para la ocasión, que transforma el ritual de la ducha en un experiencia única e impresionante. También en la planta inferior, una sala de fitness equipada con  máquinas de última generación es una sorprendente mezcla de simples y coloreadas luces que dan profundidad y movimiento a la sala. Por otro lado, los diferentes espacios del área de bienestar se entrecruzan para crear numerosas esquinas que dan la impresión de un laberinto y de un espacio suntuoso y extraño que se aleja de la monotonía. Mahmoudieh ha combinado su visión de un espacio con formas irregulares con los requisitos funcionales de un ambiente de bienestar, aprovechando las esquinas para crear pequeños espacios de baño y vestuarios. Así, cada estancia es única y diferente. Las fragancias que se difunden en el ambiente completan la atmósfera holística, de la misma forma que lo hacen los materiales elegidos cuidadosamente colocados para crear una agradable sensación de calor y tranquilidad. A pesar de su dualismo básico, Augeo es una criatura única que se mueve en armonía y une sueños, inspiración y realidad. Augeo es un solo camino, una realidad que combina dos aspectos que, aunque de alguna forma son incompatibles, se hacen posibles y complementarios y los funde en un sofisticado y cuidado diseño del espacio. Yasmine Mahmoudieh, la diseñadora del proyecto Nacida en Alemania, Yasmine Mahmoudieh estudió Historia del Arte en Suiza y luego continuó su formación en San Francisco, donde centró su interés en el Interiorismo en UCLA. En 1986, Yasmine fundó su estudio de diseño y, desde entonces, se ha dedicado a la creación de ambientes holísticos y sofisticados por los que ha recibido importantes reconocimientos, como el prestigioso UK European Hotel Design Award y el International Core Design Award. Conocida por su innovadora manera de acercarse a los proyectos, Yasmine Mahmoudieh siempre experimenta hábilmente con nuevos materiales y nuevos conceptos, todos ellos acompañados por un profundo estudio de la iluminación. Información e imágenes cedidas por cortesía de HI-MACS® Fotografías de Riccardo Gallini Leer más noticias relacionadas con HI-MACS® publicadas en Infurma Visitar la web de HI-MACS®
Share this: