·

Browse By

Diseño y confort en la arquitectura contemporánea de Villa Carlos, Portugal. Diseñada por Francisco Simões

Localizada en Paço de Arcos, Portugal, Villa Carlos es un ejemplo arquitectónico de confort, usabilidad y diseño. Su proyección y ejecución ha corrido a cargo del prestigioso estudio del arquitecto Francisco Simões y reúne los elementos estructurales y de interiorismo imprescindibles y necesarios para que sus habitantes disfruten al máximo de la vida de interior, con la sensación de seguir y permanecer en el exterior. Este, junto con la garantía de privacidad y seguridad, ha sido el factor clave que ha guiado la obra, un objetivo que KAWNEER, única marca del sector de la construcción de Grupo Alcoa, ha ayudado a cumplir con su puerta de gran tránsito K190, las correderas KASTING y las ventanas KALORY, productos que han sido seleccionados por Simões e instalados en la vivienda. Según el arquitecto, “la opción desde el inicio ha sido adoptar grandes superficies acristaladas, enmarcando vistas, dando luz a los espacios y siempre empleando elementos KAWNEER”. Se han utilizado, añade, “incluyendo guardias de vidrio para asegurar la máxima visibilidad posible y al mismo tiempo no sobrecargar el edificio en términos visuales”. Por todo ello, el aluminio (en el que es especialista KAWNEER) y el vidrio han sido materiales clave en la proyección de Villa Carlos, además de la piedra natural (granito gris), el yeso pintado en color blanco, y la madera para los solados. El reto ha sido, remata Simões, “proyectar un espacio equilibrado, que proporcionara un elevado grado de calidad de vida adaptándose a las necesidades modernas y que preservase la estética del edificio, asegurando la continuidad y el enriquecimiento de las características de la construcción para fortalecer la imagen global de la obra y el propio entorno en el que se sitúa”. Diseño en tres niveles En cuanto a la distribución interior de espacios, cabe destacar que Villa Carlos ha sido estructurada en tres plantas. En el nivel 0, de casi 200 metros cuadrados, se sitúan los espacios sociales de la vivienda: salón, comedor, cocina, vestíbulo y también un lavadero y un aseo. Este piso se amplía por las zonas exteriores que se funden con el interior y que cuentan con piscina, comedor al aire libre, terraza cubierta y un pequeño patio situado junto a la zona de comedor de la cocina. La planta baja (nivel -1), de aproximadamente 300 metros cuadrados, consta de aparcamiento, zona de almacenaje, gimnasio y apoyo técnico a la zona de la piscina. Y la primera planta, de unos 220 metros cuadrados, se ha diseñado para albergar las estancias privadas de la vivienda, junto con un despacho-biblioteca que se aprovecha a su vez de la gran luminosidad que proporciona las características y ubicación de la villa, además de la claraboya cenital por la que penetra la luz natural y que ha sido uno de los puntos centrales en cuanto al proyecto de iluminación. Fuente: Kawneer Fotografías Xavier Boymond para Kawneer Leer más noticias relacionadas con Kawneer publicadas en Infurma Visitar la web de KAWNEER
Share this: