·

Browse By

La firma francesa de cocinas La Cornue presenta Château G4, la tecnología de cocción definitva

El lanzamiento de un nuevo horno La Cornue es todo un evento en el mundo culinario. 107 años después de la invención del horno de bóveda, La Cornue revoluciona de nuevo la escena gastronómica con una patente innovadora para el sistema del horno de gas. Denominada Château G4 refiriéndose a la cuarta generación de hornos de bóveda La Cornue, este dispositivo reúne todos los modos posibles de cocción en un horno de gas: radiación, convección y conducción. El horno de gas y su invento patentado: el disco RCC En el horno G4, la tradicional rampa de gas se han sustituido por un conjunto totalmente inédito: un quemador circular de gran potencia, especialmente ecológico en su consumo energético, que se coloca en el suelo interior del horno. A este dispositivo se suma un disco de forja esmaltada con grafito laminar. Difundiendo el calor, pero reteniéndolo a la vez, este disco favorece una distribución muy regular del aire caliente por el horno de tres maneras diferentes. Primero por conducción cuando, por ejemplo, una olla se coloca a fuego lento directamente sobre el disco; en segundo lugar, por convección natural, con una discreta circulación de aire caliente; y, por último, por la radiación que se refleja sobre las paredes interiores. Ningún otro horno de gas posee tantos modos de cocción, lo que brinda la posibilidad de cocinar a fuego lento a baja temperatura o dorar los alimentos bajo un grill eléctrico con zonas combinables. Se han requerido tres años de investigación y desarrollo para crear y fabricar este horno. Incluso se ha depositado una patente para el invento de este exclusivo dispositivo, denominado disco RCC. El nuevo horno eléctrico G4 también se ha mejorado para brindar la posibilidad de elegir entre cuatro modos de cocción: modo de calor forzado, modo grill, modo solera o modo combinado solera y bóveda. El conjunto de estas invenciones y mejoras, reunidas en un solo horno, sitúa el Château G4 en la cresta de la tecnología culinaria. El horno de bóveda La Cornue, invención centenaria Cabe recordar la particularidad de la primera invención de La Cornue, y es que el horno de bóveda permite, por su forma, que el aire circule de manera natural y homogénea, evitando que los alimentos se resequen y garantizando el mejor sabor de los platos. Con el fin de mantener unos niveles de humedad óptimos, el horno se sella mediante una nueva puerta con revestimiento interior de vitrocerámica. Con lo que se ofrece asimismo una seguridad total de baja temperatura percibida al contacto desde el exterior. Otra ventaja es que las aperturas de la puerta del horno ya no suponen una pérdida significativa de la temperatura. Diseño ecológico El conjunto de las soluciones tecnológicas aportadas a los nuevos hornos de gas y eléctricos significa que funcionan con todavía más eficacia. La temperatura asciende rápidamente, los 200 °C se alcanzan en 8 minutos escasos, en el caso del horno de gas, y en 13 minutos, en el caso del horno eléctrico (modo de calor forzado). El control de la temperatura resulta de una precisión excepcional y puede ajustarse hasta los 275 °C. Extremadamente eficiente en consumo energético, los nuevos hornos ya se ajustan a la Norma europea Eco Design 2020 puesto que están dotados de una clasificación energética A. Siendo una auténtica joya tecnológica y gastronómica, el nuevo horno G4 se fabrica individualmente uno por uno de la mano de los operarios expertos y artesanos, tal y como corresponde a un producto de su clase, en los talleres de Saint-Ouen-l’Aumône en Francia. Los fundamentales La gama Château G4 cuenta con 8 modelos de 75 cm a 180 cm de ancho. A partir de 120cm de ancho, los hornos Château disponen de dos hornos de bóveda, uno de gas y el otro eléctrico, que se utilizan preferentemente para preparar carnes y repostería, respectivamente. Cada horno Château dispone asimismo de una serie de hornillos personalizable según las preferencias de cocción. El Château G4 está disponible en 29 colores, incluido el gris grajea, y 12 acabados de revestimiento. También son posibles varias opciones de estilo y material como, por ejemplo, la fibra de carbono. Anualmente se fabrican anualmente alrededor de 1.000 unidades en los talleres parisinos y son, como siempre, obra original y numerada por un artesano de La Cornue. Encargar una cocina La Cornue sigue siendo un gesto creativo y cualquier cliente exigente encontrará la combinación ideal para crear su horno único. Fuente: La Cornue Leer más noticias relacionadas con La Cornue publicadas en Infurma Visitar la web de La Cornue
Share this: