·

Browse By

Luxmader crea un sistema de seguridad infantil para cortinas premiado en Reino Unido

La firma valenciana Luxmader, especialista en la fabricación de cortinas de madera, ha logrado desarrollar un innovador sistema de seguridad infantil que evita el estrangulamiento de los más pequeños con los pomos y los cordones de las cortinas. Tal y como explica, Juan Borrás, gerente de la compañía, “nos preocupaba especialmente el número alarmante de estrangulamientos en menores que cada año se producen en el mundo. Por eso pusimos a nuestro equipo de ingenieros a trabajar en un sistema que evitara este tipo de accidentes”. El nuevo sistema patentado por la compañía le ha valido el reconocimiento de la BBSA, la Asociación Británica de Persinas y Contraventanas, que lo ha calificado como uno de los mejores del mercado para garantizar la seguridad de los más pequeños. “Este reconocimiento es un fuerte impulso para la compañía en el exterior, especialmente en Reino Unido, donde existe una fuerte concienciación en torno a este problema ya que tan sólo el año pasado murieron una decena de menores por accidentes con cortinas”, destaca el gerente. Sencillo y práctico Una de las principales ventajas del sistema es su sencillez y pragmatismo. Así, el mecanismo ideado por Luxmader consiste en un diseño especial de cordón que finaliza en una bola compuesta por dos partes unidas por un imán. En el momento en que se ejerce presión sobre la cuerda, la bola se desimanta abriendo el cordón en dos partes, evitando que se produzca un estrangulamiento. Además, al ser un mecanismo de imán permite la posibilidad  de volver a unirlo sin apariencia alguna de daño en el cordón o la cortina. Luxmader también ha diseñado una segunda versión, para mayor versatilidad, en la que el cordón está unido al riel mediante una tapa. El sistema se activa cuando se ejerce cierta fuerza sobre el cordón, provocando que se separe la tapa del riel y evitando así el estrangulamiento. “Creemos que ambos sistemas tendrán una gran acogida porque responden de una forma sencilla y práctica las necesidades de seguridad de nuestros clientes”, concluye Borrás. Estrangulamientos infantiles: un problema preocupante Desde 2010, cerca de once niños han muerto en el Reino Unido como consecuencia de un estrangulamiento con el cordón de una cortina. Los niños con edades comprendidas entre los 16 y los 36 meses son particularmente susceptibles de sufrir un accidente de este tipo, ya que son capaces de jugar alrededor de las cuerdas, pero no tienen la suficiente fuerza para liberarse en caso de accidente,  tal y como advierten desde la BBSA. Además de incorporar sistemas certificados que garanticen la seguridad en caso de accidente, los expertos recomiendan seguir algunos consejos básicos, como evitar que los menores tengan acceso a los cordones y alejar sofas, sillas o mesas de las ventanas. Fuente: Luxmader Visitar la web de Luxmader
Share this: