·

Browse By

Presentado el Cuaderno de Tendencias del Hábitat 2013/2015. Adaptación de los productos de hogar a la crisis económica

Ayer se presentó en Valencia la nueva publicación del Cuaderno de Tendencias del Hábiat 2013/2015, desarrollado por el equipo multidisciplinar de expertos del Observatorio de Tendencias del Hábitat®. De este estudio se desprende el impacto que ha causado la crisis económica también en los productos del hábitat, por lo que es necesario para las empresas que adapten su discurso a las necesidades de los usuarios para tratar de incrementar el consumo. El acto, presidido por el Conseller de Industria, Economía, Empleo y Turismo, Máximo Buch, acompañado por los presidentes de los institutos tecnológicos AIDIMA, AITEX e ITC y miembros del Observatorio de Tendencias del Hábitat, se ha puesto de manifiesto la excelente labor de un equipo cohesionado, cuyos trabajos están siendo utilizados con provecho no sólo por las empresas valencianas, sino también por centros de estudio como las Universidades de Valencia y Castellón, las Escuelas de Arte y Diseño de la Comunidad Valenciana y otras comunidades autónomas. Descripción de la situación general actual (Observatorio de Tendencias del Hábitat) Vivimos inmersos en la peor crisis económica desde la Gran Depresión de los años 30 del siglo XX. Lo que empezó en verano de 2007 siendo un problema financiero con origen en Estados Unidos, ha acabado por generar una tormenta económica ‘perfecta’ que ha cogido desprevenidos a los países de la Unión Europea. La preocupación por los temas económicos es tal que ha dejado en un discreto segundo plano otros debates, como el de la seguridad de la energía nuclear o las reivindicaciones medioambientales. Nos encontramos ante un clima social polarizado entre dos actitudes: la búsqueda de alternativas y la evasión ante las preocupaciones; entre el optimismo frente a nuevas posibilidades sociales y de participación y el pesimismo ante el panorama económico y político. A nivel ideológico, la esperanza del “Yes, we can” ha dado lugar a la desafección hacia las élites políticas y administrativas, marcada por la falta de sentimiento ciudadano, con identidades débiles y confusas, con una sensación de indefinición y de ahora qué. Los efectos de la crisis en la población son drásticos. La austeridad obligada va asociada al desempleo y la dificultad de generar riqueza, la subida de impuestos y la pérdida de derechos. Las clases medias y bajas sufren las consecuencias de la gestión político-económica de la crisis y sus antecedentes, bien sea por la pérdida de poder adquisitivo y la racionalización forzada del consumo, en el caso de la clase media, o por la pérdida de prestaciones sociales debido al proceso de desinversión en el estado del bienestar, en el caso de la clase baja. El hogar se ha convertido en una vía de escape, un espacio de creatividad individual donde experimentar y autorrealizarse. A pesar de ello, el consumo de productos del hábitat ha seguido una evolución decreciente, motivada por la incertidumbre de los consumidores, la necesidad de reducir los niveles de endeudamiento y la falta de crédito al consumo. La sensación de que no es momento para comprar hábitat afecta tanto a la adquisición de muebles para el hogar (en España, el 86,4% de las personas no compró ningún mueble en los últimos seis meses) como a electrodomésticos (el 75,1% no compró estos productos en los últimos seis meses), sin que haya expectativas de mejora a corto plazo (sólo el 4,9% cree que sus posibilidades de comprar bienes duraderos aumentarán en el próximo año), según el Centro de Investigaciones Sociológicas (Indicador de Confianza del Consumidor, estudio 2.955, avance de resultados, septiembre de 2012). Ante esto, el consumo de productos del hábitat se limita a la reposición de productos y la adquisición de productos básicos. En lo referente al acercamiento de las empresas a los mercados, queda patente cómo cada vez es más difícil llegar al usuario, ya que el consumidor reduce su fidelidad y se declara un comprador inteligente que elige el producto o la marca en función de sus necesidades en cada ocasión. Nos encontramos, pues, ante un consumidor exigente, que demanda calidad, responsabilidad social, garantía, precio… y que, por tanto, es cada vez más difícil de satisfacer. Los investigadores del Observatorio de Tendencias del Hábitat han detectado un total de siete tendencias que definirán los próximos años en cuanto a la evolución del hábitat. Las tendencias 13/15 La primera de ellas, denominada: “Antique Essence”, recurre de nuevo “a la historia y a los cánones de la belleza clásica, que se vinculan con las clases más elevadas y con el lujo, resultando un diseño extremadamente elegante y en ocasiones bastante masculino”, según han explicado los integrantes del OTH, que han añadido: “por ello buscan propuestas que reflejen los valores y conceptos que se encuentran detrás de la propia empresa, es decir, que provienen de su trayectoria como marca.

Carve de Bethan Gray para G&T. www.grayandturner.com

Paul Belmondo Museum de Chartier & Corbasson. www.chartier-corbasson.com

La tendencia “From Abroad with Love” se centra en aspectos emocionales del producto, bien porque hacen referencia a lo cotidiano de cada país, de cada persona, o bien porque implica procesos de producción no industriales o semi industriales de tiradas más cortas y con más implicación de la personalidad del diseñador. “Son productos que se centran en la búsqueda de un tipo de ‘belleza imperfecta’, propia de aquellos objetos de manufactura artesana”, afirman desde el OTH.

Drops de Mut Design para Entic Design. Baldosa hidráulica inspirada en los estanques de peces japoneses que huye del sistema modular rígido característico de este tipo de suelos para generar un sistema más flexible con cuatro piezas diferentes. www.enticdesigns.es www.mutdesign.com

Colección Canevas de Charlotte Lancelot para Gandía Blasco. www.gandiablasco.com

Por otra parte, “Beta House” determina de qué modo,  en el panorama actual de incertidumbre, el hogar se convierte en uno de los pocos ámbitos estables y previsibles. “Este lugar común vuelve a ser un espacio donde cultivar las relaciones sociales, pero también un lugar para la autorrealización personal. Los productos que nos rodean son versátiles, se adaptan a nuestra forma de hacer las cosas”, dicen los autores del estudio.

Fledehaus en Viena de Heriundsalli. ©mischa erben www.heriundsalli.com

Shoes Books and a Bike de Thomas Walde para Postfossil. www.postfossil.ch

La tendencia “Let´s get Smart” muestra, según los investigadores, cómo “los avances tecnológicos tienen un fuerte impacto tanto en el entorno doméstico como en el espacio urbano. Estos avances han propiciado el desarrollo de la idea de una casa deslocalizada, donde las funcionalidades del hogar no tienen porque concentrarse en el entorno doméstico y, a la vez, el usuario tiene un mayor control de dichas funciones desde cualquier lugar donde se encuentre”, dicen.

Mobile Induction Heat Plate de Tommi Moilanen y. Honda Portable Microwave de Matthew Schwartz. www.tommimoilanen.com

Robot Kar (Kitchen Assistant Robot) de Panasonic junto a la Universidad de Tokyo, concebido como asistente para lavar los platos. www.blog.panasonic.es/tecnologia/el-kar-nuestroasistente-lavaplatos

En otro orden de cosas, la tendencia “My Own Playground” aporta “una visión positiva, en ocasiones un tanto infantil, del hogar y de todo lo que se sitúa en el marco de lo cotidiano”, explican desde el OTH, y añaden: “en este mundo interior de carácter optimista, un aspecto relevante es el ocio dentro del hogar y las relaciones sociales y familiares que en él se cultivan. Además abundan las propuestas que hacen partícipe al usuario de una u otra forma: desde asumir un papel en el propio proceso de diseño, hasta plantear un juego, momento en el que objeto se convierte en un objeto destinado al ocio”.

Café Lempicka en Valladolid es un proyecto de Raúl Sánchez (Agencia de Construcción de Ideas). En interior se puede apreciar un mosaico realizado con piezas 10x10 de la colección Artenova de Pavigres. El dibujo adapta la obra The Pink Tunic de Tamara de Lempicka creando un juego óptico. La obra se ve desde lejos, pero a medida que el espectador se acerca aumenta el detalle y se pierde la composición general. Fotografía: Catalina Montaña. www.agenciadeconstrucciondeideas.com

“Material World” pone en evidencia el espíritu creativo, plasmado mediante la experimentación industrial, sobre todo en lo referente a los materiales, pero también en los procesos productivos. Los profesionales del diseño experimentan a través de formas, técnicas y materiales, formando un abanico cuasi infinito de posibilidades, que permite exprimir la creatividad para generar un mundo de productos personalizados y únicos.

 Stone Spray de Petr Novikov, Inder Shergill and Anna Kulik. www.stonespray.com

Transience Mirrors de David Derksen y Lex Pott. Serie de espejos geométricos que juegan con un efecto controlado de oxidación del propio material para crear el efecto cromático en él. www.davidderksen.nl www.lexpott.nl

Y por último, “Survival Objects” se define por la apuesta por un diseño informal, que huye de la perfección y en ocasiones se presenta como un diseño de supervivencia. Se sitúa entre la reutilización de materias primas o el uso de materiales biodegradables y la improvisación de objetos del hábitat a partir de estos recursos. En este sentido, es una tendencia heredera del eco-diseño ya que demuestra una preocupación activa por el medioambiente y el aprovechamiento de las materias primas.

Colección 300 de Curro Claret desarrollada junto a la Fundación Arrels. Esta colección forma parte de un proyecto de integración para personas sin hogar que iban a ser realojadas en pisos tutelados. Estas  ersonas desarrollaban diseños realizados a partir de elementos recogidos en la calle. www.curroclaret.com

Trash Me Lamp del diseñador Victor Vetterlein para &Tradition (Copenhagen).

Fuente: Observatorio de Tendencias del Hábitat®

Leer más noticias relacionadas con el Observatorio de Tendencias del Hábitat® publicadas en Infurma

Visitar la web del Observatorio de Tendencias del Hábitat®

Share this: