·

Browse By

La interesante historia de Koi, la espectacular carpa de luz y madera de más de 3 metros de LZF

Koi es una enorme carpa hecha de luz y madera, una espectacular estructura ligera, medio lámpara, medio escultura. Esta impresionante pieza que la firma Lzf Lamps ha presentado en la feria Euroluce de Milan tiene una larga e interesante historia detrás. Koi, basada en el personaje creado por Inocuo The Sign es el proyecto de mayor duración en LZF LAB, que comenzó en 2009 con la lámpara Armadillo, diseñada por Luis Eslava. La inspiración de esta maravillosa idea surgió de un sistema entrelazado de madera y las transparencias que produce cuando se enciende. El sistema, consistente en la superposición de láminas de madera, como si fueran escamas, se llama el "Koi fabric", que se utiliza para la fabricación de paredes iluminadas. En 2010 esta tela se convirtió en la piel de un animal inquietante, una carpa de madera que se alimentaba de la luz en una producción de cine gráfica. LZF tenía el tejido, transformado en escamas, la carpa que se alimentaba de la luz, y también una gran cantidad de material del LZF LAB. Finalmente, en 2013, no pudieron resistir más y empezaron a hacerlo realidad. Un largo proceso que no habría sido posible sin la colaboración de la artista de esta pieza, Inocuo The Sign, creador de la película "Koi". El resultado es una impresionante pieza artesanal que mide más de tres metros desde la cabeza hasta la cola. Koi consiste en un marco de madera, construido con técnicas tradicionales, sobre la que apoya la piel, hecha de docenas de pequeñas piezas de chapa de madera. KOI. EL ORIGEN Aunque Koi es ahora una carpa, su inspiración original vino de otro animal, el armadillo, el que el diseñador Luis Eslava utiliza como base para el diseño de una nueva lámpara para LZF en 2009. Armadillo fue formada por la superposición de rectángulos de madera parecidas a la concha del animal. "... el prototipo de Luis nos llamó la atención de inmediato y tratamos de mantener la misma energía proporcionada por las pequeñas piezas superpuestas cuando la lámpara se enciende, tanto por dentor como por fuera. Durante todo un año, este fue el programa de trabajo: el juego de transparencias obtenidas por la superposición asimétrica parcial. El resultado fue una hermosa, y potente pieza, tanto encendida como apagada". Por otra parte, gracias a la forma en que opera LZF LAB, su investigación había convertido esto en un innovador tejido de madera, el "Koi fabric", un mar de reflejos dorados que pronto ofrecería nuevas perspectivas. KOI FABRIC Armadillo de inmediato llamó la atención de Mariví y Sandro, y tuvieron la certeza de que se abría una nueva gama de posibilidades. Sabían que valía la pena invertir los recursos necesarios en un proyecto que pudiera generar algo nuevo. Es así como un amplio estudio sobre una nueva manera de jugar con la luz usando la superposición y las transparencias de chapa de madera comenzó en LZF. El resultado de este proceso fue doble; la lámpara Armadillo y lo que llaman la "Koi fabric", que toma su nombre de su semejanza con las escamas del pez. Para la presentación pública de Armadillo, LZF organizó una espectacular puesta en escena en Valencia. Enormes paneles curvos de "Koi fabric" construida con más de 4.000 piezas de chapa con retroiluminación rodearon al público, creando una atmósfera surrealista. El suelo semi-espejo duplicó el espacio, y casi sin darse cuenta, la gente terminó de pie delante de la única pieza que estaba colgada en el interior, el Armadillo. Más tarde, durante la presentación en Nueva York, Emilio Lekuona incorporó Inocuo The Sign al equipo y presentó la película "Koi" en Milán. La "Koi fabric" estuvo dando sus frutos y se metió de nuevo en la imaginación del equipo creativo de LZF, ahora acompañado por la magia de Inocuo The Sign. KOI LA PELÍCULA Un experimento Motion Graphics Ya en 2011, Inocuo estuvo involucrado en un mural viviente para LZF para presentar "La Mariposa", un evento organizado para la presentación de la lámpara Agatha en Nueva York. La colaboración fue tan positiva que de inmediato decidieron seguir trabajando juntos en una nueva aventura de la que todos estaban apasionados: "Koi". El nuevo proyecto nació en Nueva York: una película gráfica, una obra audiovisual protagonizada por un CGI tridimensional "Koi", inspirado por la escama tejida traslúcida con la que estaban trabajando con tanta pasión. Después de decenas de bocetos, "Koi" tomó una forma reconocible. "Koi", la película se presentó en la feria Euroluce de Milán en 2011. La película comienza con bolas de luz cayendo en un pozo profundo. Koi aparece en medio de la oscuridad, una carpa de madera que se alimenta de la luz convirtiéndola en una escultura de luz con vida propia. Su idea había tomado forma; "Koi" se había convertido en una poderosa animación.
Desde que se enamoraron del personaje creado por Inocuo The Sign, la siguiente fase era inevitable: tenían que recrearla en una tangible, real, brillante, lámpara Koi. les esperaba un enorme desafío técnico. Tuvieron que construir un esqueleto que pudiera ser iluminado y transmitiera sensación de ligereza. KOI. EL ARTESANO LZF y Tradición Este es el año 2013. Lzf esta buscando posibles soluciones para seguir adelante con el Koi. Afortunadamente, no tienen que ir muy lejos. Mac Diego, un diseñador y editor cómico valencian0, les puso en contacto con Manolo Martín, un famoso artesano local que sabe cómo crear volúmenes con listones de madera. Para resolver el problema estructural de Koi, Manolo Martín utilizó la "vareta", una técnica tradicional que hoy en día ha desaparecido prácticamente. Las "varetas" son tiras finas de madera que se pueden doblar para crear todo tipo de formas. Gracias al delicado trabajo de Manolo Martín, "Koi" por fin tenía un esqueleto. La calidad de la artesanía es especialmente notable en los detalles de la cabeza, cola y aletas. El esqueleto estaba cubierto con la "Koi fabric", colocando decenas de pequeñas piezas de chapa de madera natural para recrear las escamas de una carpa. En el interior, se optó por la tecnología LED como fuente de luz. Además, el Koi tiene dos sistemas de control independientes para regular la intensidad de la luz a través de dispositivos Bluetooth. Finalmente, en 2015, después de más de cinco años de trabajo, la Koi de LZF finalmente brilla con luz propia.

Euroluce 2015 - Milan

Euroluce 2015 - Milan

Euroluce 2015 - Milan

Este largo viaje, el proceso de desarrollo con la superposición de muchas contribuciones diferentes, ha sido posible gracias al trabajo de artistas, artesanos y técnicos que se unieron para crear algo nuevo y diferente para un proyecto tan arriesgado, ambicioso y apasionante, que exigía lo mejor del laboratorio LZF. Fuente: LZF Lamps Leer más noticias relacionadas con Lzf Lamps publicadas en Infurma Visitar la web de Lzf Lamps Visitar la ficha de LZF Lamps en Infurma
Share this: