SurMueble, Feria de Sevilla

Isist Atelier y Andreu Carulla recuperan una colección de clásicos del diseño con el cuero como protagonista

Redacción Noticias Infurma07/12/2020
Isist Atelier y Andreu Carulla recuperan una colección de clásicos del diseño con el cuero como protagonista

El pasado 26 de noviembre se dio a conocer la nueva colección de clásicos de la firma experta en cuero Isist Atelier. La presentación tuvo lugar en el marco de la Barcelona Design Week, en un encuentro entre el recién nombrado director creativo de la firma, el diseñador Andreu Carulla, y el comunicador Òscar Dalmau, quienes han conversado acerca la importancia de la atemporalidad del diseño, la responsabilidad de la recuperación y la producción local

Isist Atelier inició su trayectoria produciendo artesanalmente la silla original BKF. Ahora amplía su catálogo a través de un proyecto de recuperación y reedición de clásicos que ha dirigido con admiración y respeto Andreu Carulla, y que incluye diseños de Miguel Milá, José Antonio Coderch, Antoni Bonet y Jordi Vilanova. Isist Atelier no es una editora de diseño, es un productor que hace una apuesta valiente por ofrecer su propio catálogo de piezas singulares que se fabrican en su taller de Barcelona, en el que conviven expertos artesanos junto con una materia prima de la mejor calidad y maquinaria altamente especializada.

Encuentro online

En este encuentro han participado Miguel Milá y los descendientes de los diseñadores Ana Coderch, Victoria Bonet y Pau Vilanova, quienes han compartido anécdotas acerca de estos diseños ahora reeditados. Desde el Museu del Disseny de Barcelona, su directora Pilar Vélez ha mostrado las piezas originales que se guardan en la colección permanente del museo. Esta selección de clásicos está formada por objetos cotidianos: sillas, un taburete infantil, un espantamoscas, un agitador de bebidas o un leñero. Isist Atelier ha querido recuperar piezas que tienen tras de sí una pequeña historia, una anécdota o que reflejan un momento en la vida de sus creadores. De este modo, las manos expertas en cuero de Isist Atelier dan una nueva vida a estos objetos acreditando la fidelidad de su producción respecto al diseño original. En este encuentro, la firma adelantó su intención de incorporar nuevas piezas de diseño contemporáneo para el 2021.

Antoni Bonet, Juan Kurchan y Jorge Ferrari
Silla BKF (moma, bcn)

Diseñada en 1938, la silla BKF debe su nombre a sus creadores, los arquitectos Antonio Bonet, Juan Kurchan y Jorge Ferrari, fundadores del conocido colectivo Grupo Austral. Inspirada en la naturaleza, la estructura de acero de la silla BKF toma la forma de una mariposa —de ahí el origen de su nombre en inglés, Butterfly Chair.

Actualmente, Isist Atelier la distribuye y fabrica artesanalmente, utilizando cuero de muy alta calidad y una estructura de varilla maciza fiel al diseño original.

Fabricada con cueros bovinos procedentes de la Bretaña francesa, curtidos bajo la normativa europea REACH. Todas las pieles son curtidas con extractos vegetales de mimosa y quebracho, sin uso de cromo o sus derivados. Este método de curtición 100% vegetal hace de las fundas BKF un producto completamente natural, transpirable y antialérgico. Se usan hilos alemanes de la firma Güterman, cosidos con máquinas de cabezal de triple arrastre para conseguir una unión perfecta. Una vez cosidos individualmente, los cuatro grandes bloques del cuero se unen en la intersección y se vuelven a coser manualmente.

Estructura fabricada en acero macizo de 12 mm de diámetro, pulida a mano y pintada en epoxi de color negro, la estructura sirve de soporte a la silla, repartiendo el peso entre los cuatro pilares de la base.

Para determinar su autenticidad, fidelidad al diseño original y alto nivel de calidad, cada silla BKF manufacturada por Isist Atelier está firmada y numerada.  La firma produce también la primera silla BKF Waterproof, fabricada con cuero hidrófugo 100% impermeable, así como otros acabados en lona indoor y outdoor. Este diseño se encuentra en las colecciones permanentes del MoMA y el Museu del Disseny de Barcelona.

Jordi Vilanova
Silla Tiracord

Para entender la trayectoria de Jordi Vilanova es necesario hablar del grupo La Cantonada (1960-1975) que estaba formado inicialmente por Jordi Aguadé, ceramista; Aureli Bisbe, orfebre; Joan Vila-Grau, pintor y Jordi Vilanova, decorador y aglutinador del grupo. Dos años más tarde, se uniría el arquitecto Jordi Bonet.

El deseo compartido de recuperar y ennoblecer estéticamente los objetos útiles definiría una línea de actuación que sería el resultado de adaptar las metodologías de trabajo a las nuevas condiciones productivas seriadas, pero sin olvidar la impronta de la creación artesana.

Esta tercera vía se centrará en la fabricación de objetos de «pequeña serie» que, opuesta a la estandarización de la gran serie, permitirá la creación de productos de larga duración, ligados al itinerario y la memoria vital del individuo/consumidor e impregnados en la sensibilidad autóctona de sus raíces mediterráneas. Así pues, el sentido humanístico estará siempre presente en sus objetos.

La silla Tiracord fue construida en 1961 con distintas maderas, pino y haya, con acabados natural o teñida, ampliando así sus posibilidades combinatorias. Sus controladas dimensiones, se adaptaban con facilidad al ámbito doméstico. El asiento estaba inicialmente concebido para ser realizado con tiras de caucho, del tipo llamado tiracord. De ahí el nombre de la silla, y llevaba sobrepuesto un cojín. Posteriormente pasó a fabricarse en cuero, que es la versión que consta en el museo.

De las siete tiras que forman el asiento, las tres que unen los laterales discurren por unas guías practicadas en la madera. Todas están claveteadas en la parte inferior de la armadura del asiento. El respaldo se forma con un estrecho plano de madera curvada, unido a dos piezas que lo separan de la estructura y garantizan su inclinación, para mejor acomodo de la espalda. El tratamiento general del mueble, de líneas ortogonales sencillas y claras, responde a aquella voluntad de austeridad formal defendida por el grupo La Cantonada.

Este diseño se encuentra en la colección permanente del Museu del Disseny de Barcelona.

83 x 41.5 x 47 cm Cuero y fresno

Jordi Vilanova
Taburete infantil Delta

Los muebles diseñados por Jordi Vilanova se caracterizan por su gran sencillez formal, su funcionalidad y su adaptabilidad a presupuestos y espacios reducidos.

El taburete infantil Delta (1964) es uno de los muebles más emblemáticos de Jordi Vilanova. Concebido como una relación en el espacio de planos verticales y horizontales y resuelto en madera de pino maciza, sus pequeñas dimensiones y sus ángulos redondeados lo hacen especialmente apto para ser utilizado en espacios infantiles y juveniles, ámbito en el que el diseñador será un especialista. El nombre del taburete se debe a que ganó el Premio Delta de Plata otorgado por el ADI/FAD en 1964. Aún siendo un elemento de asiento, adaptable a distintas etapas de crecimiento del niño, las formas elementales del taburete permiten asumir diferentes usos, dentro y fuera del contexto infantil, uniendo, apilando y modificando su orientación espacial.

El propio autor defiende la necesidad de proyectar elementos simples y versátiles para los espacios destinados a los jóvenes, que deberán componerse de «las cosas básicas y funcionales, ya que el resto las irán improvisando ellos mismos, y esto nos puede servir para darnos cuenta de su grado de madurez.» Texto de José Baltanás.

Este diseño se encuentra en la colección permanente del Museu del Disseny de Barcelona.

31.8 x 32.5 x 31 cm Cuero y fresno

José Antonio Coderch
Agitador de bebidas

Al arquitecto José Antonio Coderch le gustaba tomar un whisky por la tarde. Su afición es algo queda reflejado en las biografías que se han escrito sobre él. Su cercano arquitecto Jordi Viola explica en la película Recordando a Coderch (Poldo Pomés) que realizaba todo un ceremonial alrededor de este hecho. Se hacía servir un poco de whisky en un vaso largo combinado con sifón, soda de botellín o agua de Vichy, el propio Viola le había preparado muchos. Al parecer la soda contenía demasiado gas y eso era algo que no agradaba a Coderch, por lo que inventó este aireador, que introducía en el vaso y que conseguía desbravar la mezcla. Coderch regalaba este objeto a amigos y familiares, recientemente se han encontrado algunas piezas originales.

160x35x35 mm  Madera de haya

Leñero

Cuando algo le gustaba a José Antonio Coderch adquiría varios ejemplares para que le duraran toda la vida. Lo hacía con prendas de vestir y con objetos que le parecían interesantes. Algo así ocurrió con este leñero, del que todavía quedan algunos originales en la casa familiar del Ampurdán.

El leñero reeditado por Isist ha mantenido total respeto por el diseño original, empleando una única pieza de cuero para su elaboración. Su función es versátil, además de cargar y almacenar leña puede usarse también como revistero, como elegante contenedor de objetos o como elemento decorativo.

500x450x60 mm Cuero

Miguel Milá
Espantamoscas

Miguel Milá es diseñador industrial e interiorista, inventor y bricoleur. En el documental acerca de su trayectoria que realizó Poldo Pomés, Miguel Milá contaba que su mujer le regañaba cuando sacaba la pala espantamoscas, así que él le dijo: “haré un espantamoscas elegante para que no puedas criticarme”, y así hizo uniendo una caña de bambú y una pieza de cuero. De este modo surgió esta pieza que Milá fabricaba directamente en su taller, y con la que obsequiaba a algunos de sus amigos. “Cada vez que me invitan a una casa, les llevo una pala.” Sólo unos pocos poseen actualmente uno de estos espantamoscas hechos manualmente por el autor, que presume orgulloso de su título de Maestro Artesano.

Isist Atelier produce ahora esta cotidiana pieza tan mediterránea en el acabado original en cuero. Milá cree que la simple presencia de la pala tiene un efecto disuasorio en las moscas, por lo que la mayoría de las veces solo la usa para asustarlas.

520x110x20 mm Ratán y cuero de vaca

Acerca de Isist Atelier

Isist Atelier es especialista en la manufactura de pieles de alta calidad desde 1954. La firma cuenta con un taller propio en Barcelona, desde el que ofrece una gran variedad de pieles de alta gama cuidadosamente trabajadas de manera artesanal. Desde 2002 este taller fabrica y distribuye la icónica silla BKF, reproduciendo fielmente el modelo original diseñado por Bonet, Kurchan y Ferrari. A lo largo de este tiempo ha colaborado también con firmas de reconocido prestigio como el Celler de Can Roca, Teixits Vicens o Uterqüe.

En un complicado 2020, la firma ha apostado por dar un paso adelante y ampliar su catálogo con una selección de delicadas piezas de autores consagrados como Antoni Bonet, José Antonio Coderch, Pau Vilanova o Miguel Milá, que se han recuperado con cariño y respeto, incluso con ánimo reivindicativo. No son las obras o diseños más famosos de estos autores, pero son objetos sencillos, cotidianos, divertidos, bellos y útiles, porque están hechos por grandes diseñadores. Isist Atelier ofrece una confección cuidada, detallista, con máxima fidelidad a los diseños originales en la reproducción de clásicos y la utilización de materias primas del más alto nivel —con pieles vacunas procedentes de la Bretaña francesa— que garantizan la alta calidad de las piezas. Las pieles están curtidas con extractos de origen 100% vegetal (de castaño, mimosa) y bajo los estándares ecológicos del Reglamento Europeo REACH.

Fuente: Isist Atelier
Fotografías: Salva López y Silvia Poch
Visitar la web de Isist Atelier

Noticias Infurma:

Diseño, Interiorismo, Mueble, Iluminación y Decoración. Portal del mueble y frabricantes de iluminación. - Noticias Infurma: Online Magazine del Portal Internacional del Hábitat. Diseño, Interiorismo, Mueble, Iluminación y Decoración