Maison Object 2022

La empresa ha desarrollado la primera luminaria con interruptor biológico, a partir de una planta integrada en la lámpara

Bioo impulsa la iluminación biotecnológica

Mònica Escolà27/07/2022

Bioo nació de un sueño que le ha llevado a impulsar una revolución biotecnológica. Actualmente, ha desarrollado una luminaria que incorpora un interruptor biológico. Es decir, Bioo Lux se enciende con el simple tacto de la mano cuando entra en contacto con la planta a la que está conectada. Un innovador sistema que puede transformar un sector que apuesta, cada vez más, por sistemas más ecosostenibles.

foto

Pablo Vidarte, fundador, CEO y director general de Bioo, junto a la luminaria biotecnológica Bioo Lux.

La primera vez que se usa Bioo Lux es extraño y sorprendente a la vez. Parece magia, ya que, con el simple tacto de la mano sobre una planta, la luminaria se encienda. No es ciencia ficción, sino una realidad transhumanista impulsada por Pablo Vidarte, fundador, CEO y director general de Bioo, la empresa tecnológica ubicada en Barcelona, que quiere transformar la sociedad, a partir de las propiedades inherentes a la propia naturaleza.

“Bioo Lux es un interruptor biológico, es decir, una planta viva que enciende la luz. Esto es posible, ya que se emplea la frecuencia intrínseca que reciben las plantas para reconocer el tacto humano. De este modo, cuando se toca es capaz de retro-iluminarse. Una luminaria ecológica, ya que incorpora materiales nobles como son la cerámica y el corcho. Queremos, con todas las tecnologías que estamos creando y nuestra visión, hacer un mundo biotecnológico, para que un día puedas levantarte de la cama y lo primero que hagas es tener contacto directo con la naturaleza”, reconoce Pablo Vidarte, uno de los emprendedores más destacados a nivel internacional. De hecho, a los 20 años fue incluido en la lista Forbes Under 30 Europe; mientras que su empresa, Bioo, es una de las 50 más innovadoras por el Parlamento Europeo y una de las más disruptivas por Google y South Summit.

foto
El sistema desarrollado por Bioo consigue que la planta se convierta en un interruptor biológico, gracias a los cambios de frecuencia que los vegetales son capaces de transmitir.

Pero ¿cómo se consigue este efecto? Detrás de este revolucionario sistema de iluminación existe un arduo trabajo de estudio e investigación por recuperar lo que la naturaleza nos proporciona, para incorporarlo a elementos de la cotidianeidad. En paralelo, la industria de la iluminación trabaja en el desarrollo de sistemas que reduzcan el impacto medioambiental. El LED ha sido clave en esta apuesta, pero, si además se emplea un interruptor biológico, las propiedades ecológicas de Bioo Lux se multiplican. Para ello, exploran las frecuencias que las propias plantas son capaces de transmitir, sin dañarlas.

“El sistema que hemos desarrollado desde Bioo funciona como un interruptor al tacto, a partir de un elemento conductor que está en contacto con la tierra, para transformar este sistema en una especie de antena. Como la propia tierra y las raíces de la planta son cuerpos conductores, al final lo que hacemos es que esa pieza conductora detecta los cambios de frecuencia que emiten o reciben. Lo más interesante es que debajo de la maceta se puede regular la intensidad de ese sistema para activarla al tacto o a partir de un suave movimiento alrededor de la propia planta”, añade Vidarte.

Simbiosis con la naturaleza

Pese al uso al que se destina la planta, que debe ser del tipo suculenta, como un aloe vera, por su gran durabilidad, con este sistema tecnológico el vegetal no sufre en ningún momento. Todo lo contrario, se consigue un efecto de simbiosis. Su cuidado es sencillo, regarla una vez por semana, como con cualquier planta, y en el caso que se requiera reemplazarla, sólo hay que cambiarla de maceta. Así de simple. Pero, además, el efecto de simbiosis se consigue gracia a la luz que emite la luminaria, que calienta muy poco, sólo lo justo para que las raíces reciban algo de calor, que, además, las estimula para que puedan crecer mejor.

foto
Bioo Lux consigue un efecto de simbiosis con la propia planta, ya que la luz que emite la estimula. Pero también se le puede incluir un sensor, para que emita sonido junto con el interruptor biológico.

“Con esta tecnología y otras que estamos desarrollando en Bioo queremos ir un paso más allá. No sólo hacerla sostenible sino biotecnológica, que nos podamos comunicar con la propia naturaleza”. En este sentido, Bioo Lux es una luminaria ideal tanto para espacios interiores como exteriores, cuyo diseño moderno se adapta a cualquier proyecto de interiorismo.

Sin embargo, Bioo nació de un sueño por generar electricidad de la propia naturaleza. Es decir, fusionar naturaleza y tecnologías, a través de soluciones que mejoren la calidad de vida actual. Como comenta el propio Pablo Vidarte, “no estaba previsto emplear estar tecnología en el hogar o en las ciudades sino en la agricultura. Lo que queríamos hacer era, por decirlo de alguna manera, hablar con las plantas. Es decir, en vez de analizar y calcular los parámetros necesarios para conocer el estado del terreno y las propias cosechas, queríamos ser capaces de conectarnos con la planta y que ella nos informara de las necesidades de humedad, fertilizante, luz…. No es una utopía, ya que es una de las líneas de investigación de Bioo. De hecho, mientras estábamos trabajando en este campo, empezamos a utilizar las ondas de las plantas y descubrimos la frecuencia por el tacto humano. Digamos que este interruptor biológico que hemos creado es como la primera versión”.

Pero Bioo va más allá y, en paralelo, trabaja en el desarrollo de baterías biológicas que generan electricidad a través de la tierra. Para ello, sacan provecho de las sustancias orgánicas que hay en suelos naturales y se descomponen con microorganismos, para crear electrones libres y generar una corriente eléctrica. “Lo que queríamos hacer es que estas baterías se pudieran adaptar en medio de la naturaleza y que además se reforzaran. Al final hicimos un sistema que es el hotel perfecto para los microorganismos más ideales. El objetivo es, a partir de un sistema con un sustrato natural, reproducir el mayor número de los más electrófilos y electrogénicos hasta la generación de energía. En cuanto alcanzas esta generación ya es constante”, recuerda Pablo Vidarte, quien impulsó un equipo de investigación, hasta que se constituyó como empresa en 2015.

foto

Otra de las líneas de investigación de Bioo es el desarrollo de baterías biológicas, que pueden emplearse en la industria agrícola, pero también en el sector de la iluminación urbana.

Gracias al desarrollo de baterías biológicas, que se entierran en el subsuelo, se pueden activar puntos de luz en entornos urbanos como jardines o parques, pero también podría contribuir a sistemas de regadío. “Imagínate que en un camino en medio del bosque puedas tocar plantas y que se vaya iluminando en vez de estar contaminando de forma lumínica”, concluye Pablo Vidarte.

Un sueño que va camino de ser una realidad.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Noticias Infurma:

Diseño, Interiorismo, Mueble, Iluminación y Decoración. Portal del mueble y frabricantes de iluminación. - Noticias Infurma: Online Magazine del Portal Internacional del Hábitat. Diseño, Interiorismo, Mueble, Iluminación y Decoración